//Nuevo revés de los Ponchos Rojos al gobierno de Arce

Nuevo revés de los Ponchos Rojos al gobierno de Arce

Los Ponchos Rojos dieron un nuevo revés al gobierno del presidente Luis Arce, esta vez, al asumir la postura de no acatar la marcha convocada por el Pacto de Unidad, para respaldar al mandatario. Hace días, ese sector advirtió con dejar de apoyar al jefe de Estado si no gestionaba proyectos de inversión “grandes” para la región de la que sus integrantes son oriundos.

Desde la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), organización matriz del campesinado nacional, señalan que respetan esa postura, pero anuncian que buscarán a ese sector para ver qué está pasando y generar un entendimiento.

“No acatar a la convocatoria del Pacto de Unidad a la marcha del día jueves 25 del presente mes. La misma no fue socializada con las bases, y, por lo tanto, ningún Poncho Rojo de la provincia Omasuyos debe asistir a la marcha correspondiente”, señala una de las resoluciones emitidas en la reunión que sostuvo esa organización el fin de semana.

El sábado se llevó adelante un encuentro del Comité Ejecutivo de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de la Provincia Omasuyos – Ponchos Rojos, que contó también con la participación de las 41 centrales agrarias de Omasuyos.

Ruddy Condori Poma, ejecutivo provincial y comandante de los Ponchos Rojos, fue quien dio a conocer las resoluciones. El dirigente manifestó que por las redes sociales se enteraron de la convocatoria que realizó el Pacto de Unidad para la marcha del jueves. En ese contexto, subrayó que acatarán convocatorias que sean socializadas y que representen los intereses de sus bases y no las que “vienen de arriba” y “no son claras” respecto a los intereses de los campesinos.

En contacto con Página Siete, el dirigente de la Csutcb Humberto Claros manifestó que les llamó la atención la postura de los Ponchos Rojos, pero aseguró que la respetan. Adelantó que conversarán con ellos en busca de generar “entendimiento”.

“Evidentemente, nos llamó la atención la postura de los hermanos Ponchos Rojos, pero nosotros básicamente respetamos, es una posición que ellos han asumido. Ellos son parte de la estructura sindical de lo que es la federación departamental Túpak Katari y evidentemente la federación Túpak Katari es parte también de la Csutcb. En ese contexto, seguramente nosotros vamos a conversar con ellos, para ver qué es lo que está pasando, generar un entendimiento”, expresó.

El 11 de agosto, en un ampliado, los Ponchos Rojos advirtieron con dejar de respaldar al gobierno de Arce si no gestionaba proyectos de inversión “grandes” para su región, dado que no pueden ser “escalera” de los políticos.

Una de las resoluciones de la reunión del sábado fue la de insistir con el pedido de inversión para “proyectos macros” para esa provincia y el departamento de La Paz.

Claros manifestó que se debe evaluar las demandas del sector para ver cómo la organización matriz de los campesinos puede contribuir.

“Habría que evaluar cuáles son las demandas que han tenido nuestros hermanos Ponchos en el gobierno del hermano Luis Arce Catacora y en esa medida también ver posibilidades de cómo se puede apoyar, cómo se puede coadyuvar en estas demandas que nuestros hermanos tienen”, aseguró.

Ramiro Jorge Cucho, jiliri apu mallku de Conamaq, informó que la marcha del jueves descenderá de la Ceja de El Alto, y se concentrará en la plaza de San Francisco. “Como organizaciones sociales, el Pacto de Unidad, a la cabeza de la Central Obrera Boliviana, estamos convocando a todas nuestras organizaciones sociales para poder garantizar con más de un millón el apoyo a nuestro presidente, electo democráticamente por el pueblo boliviano”, aseveró el dirigente. (Página Siete)