//Isabel II como icono pop

Isabel II como icono pop

Su Graciosa Majestad e Icono Pop

La reina Isabel no sólo ha reinado durante 70 años, ha tenido la inteligencia de adaptarse a ellos y mimetizarse con las modas, las tendencias y la sociedad del momento, hasta que la historia la ha convertido en un icono pop.

Así es como su Graciosa Majestad ha conseguido conquistar a un país, al mundo y a no pocos de los personajes, grupos y celebrities más relevantes de la historia, como es el caso de estos cuatro jovencitos de Liverpool que, por momentos, dominaron el mundo en paralelo a Isabel II.

Distinto es el caso de las planchas de colores de Andy Warhol lanzadas en 1985, que, tomando como base la foto oficial de aquel Jubileo de 1977, ahora se exponen en el Tate Modern.

Elton John siempre ha estado muy vinculado a la Familia Real británica. De hecho, tiene una mansión pegada al Palacio de Windsor y fue nombrado caballero por la reina Isabel II en 1998, meses después de emocionar al mundo con su ‘Candle in the Wind’ dedicado a Lady Di.

Cuando la reina tomó posesión de su trono, Winston Churchill era el primer ministro del país y fue un gran apoyo y maestro para una reina que aún debía encontrar su camino.

La Reina de Inglaterra y la Reina de Hollywood habían nacido con apenas 40 días de diferencia, pero sus vidas fueron completamente distintas, empezando por la duración de las mismas. Marilyn Monroe y la reina Isabel II se conocieron en 1956, mientras la actriz rodaba ‘El Príncipe y la Corista’ (The Prince and the Showgirl), a pocos kilómetros de Windsor.

Fue en 1997, con las chicas picantes revolucionando el mundo con su música, cuando la reina no pudo disimular su alegría, como se ve en su sonrisa, de conocer a quienes podrían haber reinado el mundo junto a ella.

Friendly reminder que hubo compañeros de instituto que se rieron de Lady Gaga porque quería ser una estrella y no confiaban en ello. Bien, pues en esta foto, lo primero que piensa todo el mundo y es una realidad, es que son dos reinas las que se estrechan las manos.

Wimbledon es uno de los cuatro Grand Slam del circuito de tenis y el más emblemático y elegante. En 2010, la reina no dudó en acercarse a saludar a quienes, en aquel momento, dominaban el panorama tenístico.

Se conocieron en 2006, cuando la reina organizó una recepción para reconocer los logros de varias figuras públicas, entre las que estaba el científico. La impresión fue tan buena, que Stephen Hawking volvió a Buckingham Palace en varias ocasiones.