//Quinta final brasileña, pero esta vez teñida de rojo y negro

Quinta final brasileña, pero esta vez teñida de rojo y negro

Flamengo clasificó a su tercera final de la Copa Libertadores en los últimos cuatro años al vencer 2-1 a Vélez Sarsfield este miércoles en Rio de Janeiro, aumentando la ventaja del lapidario 4-0 alcanzado en la ida de las semifinales disputada en Argentina.

El Fla, que dirige Dorival Júnior, buscará ahora su tercer título (1981, 2019) cuando choque ante un compatriota: el Athletico Paranaense de Luiz Felipe Scolari, que eliminó al bicampeón Palmeiras.

Aunque Vélez se fue adelante con un tanto del experimentado delantero Lucas Pratto (21), un cabezazo del artillero Pedro (41) y un fusilazo de Marinho (67) mantuvieron el invicto de los locales, que además suman once victorias en los doce cotejos coperos.

Nadie dijo que sería fácil, pero conseguimos remontar en un juego complicado”, dijo Pedro al finalizar el partido. El duelo entre rojinegros solidifica el dominio de Brasil en el principal torneo de clubes de América, con dos elencos de la tierra de Pelé luchando por el trofeo en las últimas tres finales. La de la ciudad ecuatoriana de Guayaquil, el 29 de octubre, será la tercera final de Libertadores de los cariocas desde 2019, cuando bordaron su segunda estrella al derrotar al argentino River. El año pasado, Palmeiras les amargó el festejo. El juego de vuelta, en el Maracaná, se veía como un trámite luego de la exhibición en Buenos Aires.

Pero el técnico de Vélez, el uruguayo Alexander Medina, vendió cara la eliminación frente al equipo más popular de Brasil. Con la clasificación, el poderoso Mengão tiene chances de ganar los tres títulos que disputa.