//80 mil mineros cooperativistas rompen diálogo con el gobierno y radicalizarán medidas

80 mil mineros cooperativistas rompen diálogo con el gobierno y radicalizarán medidas

Cooperativistas auríferos marcharon en la ciudad de La Paz en demanda de siete puntos y los principales son: el régimen tributario y la personería jurídica para su nueva federación. La manifestación se fue dividiendo en grupos que se quedaron a bloquear diferentes esquinas de la ciudad, haciendo imposible la circulación. Anoche se rompió el diálogo con el Gobierno y anunciaron que se quedarán en las calles.

“Esta es una marcha pacífica, pero si el Gobierno continúa con los oídos sordos estas movilizaciones van a continuar”, declaró Ricardo Centeno Vargas, dirigente de la Central de Cooperativas Zongo.

Los afiliados que protagonizaron esta manifestación pertenecen a la Federación de Cooperativas Mineras Auríferas de Bolivia (Fecmabol), la Federación Regional de Cooperativas Mineras Auríferas del Norte de La Paz (Fecoman) y a la Federación Regional de Cooperativas Mineras Auríferas (Ferreco).

La circulación de vehículos se vio interrumpida en diversos puntos de la ciudad por los mineros auríferos, obligando a los conductores a tomar rutas alternas y generando congestión vehicular casi todo el día. Por ejemplo, en la zona de Sopocachi, los mineros bloquearon la calle Víctor Sanjinez, obligando a los vehículos que bajaban desde la Jaimes Freire y desde Llojeta a tomar vías alternas para poder llegar al centro y San Pedro.

En el centro de la ciudad, a los bloqueos se sumaron movilizaciones del magisterio y el sector salud, haciendo imposible la circulación vehicular.

Las demandas

El primero de los puntos demandados por los mineros es la propuesta de Ley de Creación del Régimen Tributario del Oro con un máximo de 3,5%; la mitad de lo que plantea el Gobierno. Este sector plantea alícuotas diferenciadas de acuerdo con la fluctuación del metal precioso en el mercado internacional, que van desde el 1,78% hasta el 3,03%.

“No queremos una alícuota alta, sino que esté acorde a la economía del sector, ya que pagamos regalías. Al margen de esta tributación, nos descuentan regalías mineras, al igual que el seguro médico, aportes federativos y otros gastos para las comercializadoras”, cuestionó el presidente de Fecmabol, René Butrón.

El dirigente aclaró que tienen la intención de pagar un tributo con una alícuota a favor de su sector. Sobre este punto, Centeno cuestionó al Gobierno: “Se cierra con el 7% y nosotros queremos pagar un punto intermedio”.

Eloy Sirpa, presidente de Ferreco advirtió que llevan más de un año con este punto. “La reunión en donde deberíamos definir el tema del régimen tributario se empantanó. Nosotros fuimos esperanzados en que iban a aceptar una propuesta; es más, estamos extrañados por el actuar del Gobierno”, afirmó. El segundo punto es la obtención de Fecmabol. Butrón manifestó la necesidad de crear esta nueva entidad.

Al respecto, Ramiro Balmaceda, presidente de Fencoman, negó que estuvieran dividiendo a las cooperativas mineras. “Desde el 2015, nosotros ya no pertenecemos a las filas de Fencomin. La Ferreco y Fencoman estamos desafiliados bajo una resolución que emanó nuestra entre matriz Fecmabol, donde nosotros somos directos afiliados a la Concobol”.

El tercer punto es la seguridad jurídica contra los avasallamientos. Un comunicado de la Fecmabol pide a las autoridades hacer cumplir la ley “con rigor” para frenar los avasallamientos de las áreas mineras legales.

En el cuarto punto, los cooperativistas denuncian “hechos irregulares” de la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (Ajam) y el Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales (Senarecom).

El quinto punto está dedicado a la suscripción de contratos administrativos mineros “por adecuación de derechos preconstituidos con la Ajam”. El sexto punto demanda que los derechos mineros obtenidos antes de la declaración de reservas áreas protegidas continúen con su tramitación de adecuación de derecho minero. Finalmente, exigen la aprobación de una ley que cree un ente gestor para la atención de la salud de sus afiliados.

Anoche se rompió el diálogo con el Gobierno y la dirigencia advirtió que los mineros seguirán en las calles hasta ser escuchados. (Página Siete)