//Obtienen una microalga con selenio para su aplicación en suplementos nutricionales antioxidantes

Obtienen una microalga con selenio para su aplicación en suplementos nutricionales antioxidantes

Un equipo de investigación de la Universidad de Huelva (España) ha validado la capacidad de una microalga como fuente nutricional de selenio. Los resultados, obtenidos en modelos animales y en un proceso de digestión artificial, demuestran la posibilidad de utilizarlo de manera efectiva en alimentos funcionales y suplementos en dietas que requieran un aporte mayor de este elemento. Además, participa en multitud de funciones biológicas en humanos debido, entre otras razones, a su acción antioxidante.

Los estudios sobre el papel del selenio en el organismo indican que se trata de un elemento esencial para la vida, que forma parte de moléculas encargadas de evitar la formación de radicales libres que provocan el deterioro celular y participa en la activación de hormonas. Sin embargo, su asimilación mediante la alimentación, en algunos casos, no es suficiente para proporcionar la ingesta adecuada, por lo que existe un gran interés en productos enriquecidos con este mineral, bien como alimentos funcionales o como suplementos nutricionales, también llamados nutracéuticos.

En esta línea, los expertos han investigado las propiedades beneficiosas para la salud animal de la Chlorella sorokiniana, una microalga verde unicelular, cuando se ingiere enriquecida en selenio. El género Chlorella se comercializa por su valor funcional en alimentación especializada y actualmente se consume mayoritariamente en Europa, Japón, China y Estados Unidos. Los principales resultados de la investigación se recogen en el artículo ‘In vitro selenium bioaccessibility combined with in vivo bioavailability and bioactivity in Se-enriched microalga (Chlorella sorokiniana) to be used as functional food’, publicado en la revista Journal of Functional Foods, donde la proponen como una fuente idónea de este elemento para el organismo.

Sin embargo, el selenio puede encontrarse en multitud de compuestos diferentes en la naturaleza y no siempre cumple la misma función. Dependiendo de qué forma química adopte, tendrá una misión determinada en el organismo. “Se debe tener especial cuidado en la preparación de alimentos funcionales ya que, si la concentración o la forma química no son adecuadas, puede tener el efecto opuesto al buscado. Además, con frecuencia, sólo se absorbe una pequeña fracción de lo que se ingiere. Para garantizar su eficacia, debemos conocer la biodisponibilidad y la bioaccesibilidad de los distintos derivados del mineral, es decir la cantidad que realmente se es capaz de asimilar y utilizar para las funciones biológicas”, afirma a la Fundación Descubre la investigadora de la Universidad de Huelva Tamara García Barrera, autora del artículo.

Además, añade que, de todos los compuestos, el selenoaminoácido selenometionina (SeMet) es el más biodisponible. Es decir, es el que el organismo absorbe con mayor facilidad y retiene durante un período de tiempo más largo, por lo que su acción es más eficaz. Esto supone que es el que más aporte de selenio beneficioso puede proporcionar al organismo, además de ser una de las formas más favorables.

Por otro lado, del 81% observado en la digestión artificial, se ha demostrado que sólo se incorpora entre el 3 y el 15% al torrente sanguíneo en los ratones. “Esta discrepancia puede estar relacionada con el hecho de que probablemente la mayor parte del selenio se excreta y finalmente no alcanza los órganos diana. Por lo tanto, el estudio complementario sobre qué proporción de lo que se ingiere llega realmente a su destino es necesario para mejorar la formulación idónea del alimento”, añade la investigadora.

Así, una vez demostrada la idoneidad de la Chlorella sorokiniana enriquecida con selenio para su uso como alimento funcional en déficits de estos compuestos de, los expertos orientan sus investigaciones hacia la determinación de la composición idónea del alga que optimice su uso en el complemento dietético de ciertas enfermedades. (Fuente: F. Descubre)