//La nave Orión sobrevuela la Luna

La nave Orión sobrevuela la Luna

El 21 de noviembre de 2022, en el sexto día de la misión Artemis 1, la nave espacial Orión, sin tripulación pero que es de un modelo diseñado para albergar humanos, completó con éxito su cuarto encendido de corrección de trayectoria orbital utilizando los motores auxiliares, como paso previo a la primera de las dos maniobras necesarias para entrar en una órbita retrógrada distante alrededor de la Luna.

Los tres primeros encendidos de corrección de trayectoria permitieron usar los tres tipos de propulsores de Orión: el primer encendido fue el del motor grande del sistema de maniobras orbitales, el segundo fue el de los propulsores pequeños del sistema de control y el tercero con los motores auxiliares de tamaño medio.

La Orión ha sobrevolado la superficie de la Luna acercándose a esta hasta una distancia de tan solo 130 kilómetros. La velocidad de la nave aumentó desde 3.425 kilómetros por hora antes del encendido hasta 8.211 kilómetros por hora después del mismo. Poco después del encendido, la nave sobrevoló a unos 2.300 kilómetros de altitud el lugar de alunizaje de la nave Apolo 11. Más tarde, la Orión sobrevoló a unos 9.700 kilómetros de altitud el punto donde alunizó la Apolo 14, y, a continuación, sobrevoló a unos 12.400 kilómetros de altitud el de la Apolo 12.

La Orión entrará en su órbita retrógrada distante el viernes 25 de noviembre con una maniobra final. La órbita es «distante» en el sentido de que está a una gran distancia de la superficie de la Luna, y es «retrógrada» porque Orión volará alrededor de la Luna en dirección opuesta a la seguida por la Luna en su trayectoria en torno a la Tierra. La órbita que tendrá la Orión es muy estable y requiere poco combustible para permanecer en ella durante un plazo largo de tiempo. Además, se interna lo suficiente en el espacio profundo como para permitir poner a prueba los sistemas de la Orión en un entorno mucho más alejado de la Tierra y más hostil que la franja orbital baja alrededor de la Tierra por la que vuelan típicamente las naves tripuladas.

Si todo ocurre como está previsto, la Orión viajará unos 92.000 kilómetros más allá de la Luna en su punto más alejado de la misma el 25 de noviembre. Poco después, superará el récord establecido por la Apolo 13 de la mayor distancia recorrida por una nave espacial diseñada para albergar humanos. Su distancia máxima a la Tierra llegará a ser de más de 432.000 kilómetros. (Fuente: NCYT de Amazings)